Capítulo 1 El camino del esfuerzo

He empezado a escribir esta entrada como 5 veces a lo largo de dos semanas. La idea con esta sección, era dejar un registro periódico de cómo voy a ganar un Premio Planeta o cómo voy a intentarlo y os iba a contar todas las cosas que estoy haciendo para conseguirlo, pero ufff vaya tostón. Nadie quiere saber lo mucho que leo o las horas que dedico a escribir, etc etc… Además hay tantas personas que cuentas en sus webs todo eso y hacen tantas cosas que yo no hago que casi mejor no hacer comparaciones.

Lo mío es muy simple, escribo cuando puedo, pero intento que ese poder sea al menos un ratito todos los días. Y ya, no hay más misterio. Trabajo, estudio, escribo, intento hacer deporte casi a diario y tener un poco de tiempo para mis sobris y mis amigos. A veces hay que hacer encaje de bolillos pero si no hay muchas actividades extraordinarias se consiguen.

Esto lo cuento no para que la gente vea la de cosas que hago, no es algo que tenga tampoco mucho mérito, vivo sola y es mucho más fácil que teniendo hijos o incluso pareja y lo sé. Lo cuento porque hay como una visión general del escritor frustrado que tiene que pagar facturas y se busca un trabajo que lo amarga, mientras intenta escribir la gran obra de su vida, y quería explicar que no es mi caso. Que no llego a casa y me emborracho porque mi vida sea un infierno y odie a mis compañeros de trabajo. Al revés, soy bastante «dicharachera» y  tengo un trabajo que me gusta, que me hace sentir realizada, en el cual quiero seguir creciendo. No me resta como escritora, sino que me suma y me aporta mucha experiencia y no creo que sea algo incompatible.

Creo que todo en lo que te esfuerzas en la vida no es tiempo perdido. El tiempo que se pasa estudiando, opositando, trabajando, aunque luego acabes dedicándote a otra cosa totalmente diferente, te ayuda a forjar tu personalidad, a conocer cosas nuevas, a aprender incluso de ti, así que si al final es una inversión. A mi todo lo que he invertido en estudiar, en trabajar, en todas las cosa que he hecho me han traído al sitio en el que estoy. Y es un sitio que me gusta.

Obviamente no todo es esfuerzo. Me encantaría que mi vida fuera como las de las películas americanas, en que no importa que el día tenga 24 horas, ellos siempre se esfuerzan, beben litros y litros de café, llegan a todo, tienen el maquillaje y el pelo perfectos y se hacen famosos y millonarios. Pero no es así, primero, café sólo me tomo uno al día, el de la mañana, y por favor, que nadie me hable hasta que me lo tome. Segundo, no puedo estar de 16 – 18 horas que paso despierta a tope de concentración, lo siento pero soy de esas personas que necesitan su ratito de quedarse apantallada con la boca abierta, reirme con los tweets ajenos, cotillear el Facebook de vez en cuando, auto convencerse de lo cansada que está para no ir al gimnasio y echarse su siestita el viernes por la tarde. Estaría chulo decir lo contrario, de hecho es siempre mi propósito de año nuevo, llegar a todo, pero a veces también necesito unos ratitos para ser floja, otros ratitos para ser maruja y tener la casa decente y otros para estar guapa, que eso de la belleza natural está muy bien si tienes 18 años, pero cuando la gravedad empieza a hacer efecto en tu cuerpo… la cosa cambia.

En definitiva, que cómo tantas otras personas, hago lo que puedo, intento cada día poder más, pero no me doy latigazos si un día no puedo escribir porque tengo que hacer otra cosa, intento recuperarlo al día siguiente y ya está, lo importante es no perder el foco de tu objetivo y e intentar ser lo más constante posible, pero sin obsesionarse. Y así, para todo en la vida, (menos para unas oposiciones que se necesita una disciplina y voluntad de hierro).

En el capítulo 2, hablaremos algo más de literatura (Yo he venido aquí a hablar de mi libro) y menos de mí, pero creo para aquel que no me conoce, que un poquito de antecedentes personales, siempre ayuda a poner en contexto. Os espero!!

Fotografía: unsplash.com

 

 

 

 

 

By Impar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.