Caminando hacia el Planeta

Category

Fragmento de Jimena y las cosas inevitables

Hola chicos, hoy os dejo un fragmento de mi nuevo libro, “Jimena y las cosas inevitables”. No es mi opinión, ni lo que pienso yo, es lo que piensa Jimena. “Las cosas que si son evitables” No podemos evitar nacer hombre o nacer mujer, así como tampoco elegimos la familia en la que nos toca crecer. El resto de cosas de tu vida, si tienes suerte y naces hombre las puedes evitar. Nosotras no. No podemos evitar sentirnos indefensas en...

La página en blanco

Voy a escribir. Me siento, cierro el resto de pantallas del ordenador, aíslo las distracciones y me pongo delante una hoja en blanco. No sé que decir, pero aún así escribo lo primero que viene por la cabeza y lo desarrollo durante tres o cuatro frases. Las borro. Pienso que no están a la altura, que no expresan lo que realmente quiero decir o que a nadie va a interesarle. De nuevo en blanco. Cierro los ojos y pienso que...

Capítulo 4: ¿Qué ha pasado con Querida Sofía?

Hola a todos de nuevo, esta semana he venido a hablar de mi libro, modo Paco Umbral. En la última entrada (ver aquí) en la que os hablé sobre Querida Sofía, os expliqué como fue la experiencia de la revisión con mi grupo de lectoras cero. Después hubo un parón originado por mis estudios y la gente no para de preguntarme, ¿cuándo publicas tu libro? Pues bien, hoy desvelaremos el misterio y además me gustaría compartir con vosotros un trocito...

Capítulo 3: La revisión de tus lectores cero

Después de tres semanas de vacaciones toca la vuelta a la normalidad, al trabajo, a la rutina de deporte y a la escritura.  Como buena experta en desconexión, he logrado varias cosas este año: no pensar en el trabajo, no pensar en mis estudios y también, aunque con un poco más de esfuerzo, he intentado darme un descanso en cuanto a la escritura de mi nuevo libro. Esto no sé si será o no bueno, porque ahora tengo que volver a...

Capítulo 2 – La procrastinación editora

Escribí “Querida Sofía” a lo largo del verano pasado, entre los meses de mayo y octubre y un año más tarde, he terminado de editarlo. Sí, un año, un año muy largo. Dejadme que os cuente: Para escribir un libro, y cada vez estoy más convencida de que es algo que hace falta para casi todo, necesitas dos cosas básicas: disciplina y concentración. La primera porque hace que te pongas en piloto automático y consigas casi sin esfuerzo sentarte a...