El calor ya llegó y a mi cabeza afectó

Cuando quieres un cosa, la vida, caprichosa como ninguna, te da mil vueltas para que desistas de tu propósito. Te cambia planes, de sitio, la gente, a veces la salud, en definitiva, te da mil revolcones. Pero si persistes, si no dejas de creer en lo que quieres, al final llegas a tu destino.

Sí, ya sé lo que estáis pensando: «yo quiero tres millones de euros y dejar de trabajar» y sí, necesitas tres, no uno ni dos, con nuestra esperanza de vida y los avances médicos, más caprichos varios, esa es la cantidad que necesitamos para no volver a dar un palo al agua, tengo el cálculo hecho en un excel. Pero no funciona solo con pensarlo, hay que ponerse también a la acción y no cesar en el empeño, vamos que trabajar hay que trabajar, el cómo lo hagas, sin embargo, es el matiz de la felicidad.

Porque no, la felicidad no te la va a dar la meta planificada, si no el camino hasta alcanzarla. Y en serio, esto es importante, lo más importante que he escrito hasta ahora. Luego, cuando os haya pasado la vida esperando conseguir algo y miréis hacia atrás, no digáis que no os lo he advertido. Así que recordar lo importante no es cuándo, si no cómo.

Sé que cuando mi madre y algunos de mis amigos lean esto, me van a preguntar, pero Rosqui, ¿tú que te has fumado? ¿te está afectando mucho la calor? Fumar no fumo, calor está empezando a hacer y me estoy tomando un té de manzana y canela como única sustancia psicotrópicas antes de irme a una clase de spinning.

Vivimos nuestro día a día atormentados por lo que pasó en el pasado y preocupados por lo que pasará en el futuro y mientras las horas se pasan sufriendo por cosas y momentos que ya no existen y no pueden dañarte y por cosas que muy probablemente nunca lleguen a pasar. Y así un lunes, un martes, un miércoles y un día despiertas y la vida se te ha pasado envuelta en tus miedos y falsos complejos.

Así que recuerda, no se trata de cuando me case, cuando tenga hijos, cuando tenga una casa en la playa, cuando acabe la carrera, cuando ascienda en el trabajo, se trata de cómo voy a reaccionar ante todo lo que me pasa ahora, cómo voy a dejar que me afecte lo que me ha dicho un compañero, cómo voy a empezar el día (yo hoy con una canción de los Backstreet Boys, Get down más concretamente), cómo voy a enfrentar esa tontería con mi pareja, ¿pelea o con unas risas?, o cómo voy a dejar que todo lo que sea externo a mí, sea más fuerte, o no, que yo.

Nada más Impares. Voy a seguir escribiendo un rato, la historia de Jimena, para todos los que preguntáis, avanza positivamente.

Nos leemos Impares!!!

P.D.: por cierto, para todos los que habéis visto una serie de Netflix, cuyo nombre no os voy a decir, ¿habéis visto que manera más elegante de hacer un spoiler?

By Impar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.