Mis boicots 2017

Última semana del año, Navidad, semana de tradiciones y los blogueros (o los que intentamos serlo) también tenemos las nuestras. Estos días encontraréis los siguientes temas: reflexiones de fin de año, deseos y lista de nuevos propósitos para 2018, listas de productos favoritos (maquillaje, libros, películas) y de cosas que no nos han gustado mucho. Así que para no salirme de la temática, aquí va mi lista: Boicots de 2017.

Y es que la palabra boicot, ha sido una de las protagonistas de este año y una de las que más he incorporado a mi vida. Puede que a muchos de mis boicots no le encontréis sentido, algunos van llevados de la mano de un sentimiento y no de una racionalización justificada. Tampoco se trata de que los entendáis o los aceptéis, son mis elecciones:

Boicot absoluto a Pedroche, Rubio y Simón y a otras chicas del montón, que van de abanderadas del feminismo, pero que tienen un trabajo gracias a que enseñan su cuerpo. Gracias chicas, vuestro ejemplo nos acerca al resto de mujeres a sueldos igualitarios, a puestos en dirección y consejos de administración y nos enseña que con esfuerzo todo se puede. Ah no… que enseñáis el culo, las tetas, os reís de los demás y a eso lo llamáis feminismo. No leo ningún noticia que implique a una de estas chicas ni veo ninguno de los programas en los que salen. Les tengo tanto coraje que me estoy pensando el unfollow a la vecina rubia por ser coleguita de la Pedroche.

Boicot a todo lo que suene a Cataluña. No todos los catalanes sois iguales, habrá gente de todo tipo, pero entre todos habéis consentido esta situación. Y a mí, que no he hecho otra cosa en la vida que estudiar y trabajar, ya me habéis cansado. Ha sido siempre una comunidad privilegiada, gracias a que los diferentes partidos la han necesitado para negociar. Cuando se acaba el privilegio, empieza el problema y tengo que aguantar a 2 millones de personas con lavado de cerebro, que me digan que son mejores que yo. Pues no, y me da igual que el corcho del cava venga de Andalucía o Badajoz, no pienso hacer rico a nadie que me mira por encima del hombro y se gasta el dinero de mis impuestos en mentiras, adoctrinamiento a niños y en referéndum falsos. Conmigo no.

Boicot al Centro Comercial Metromar, por dejarme sin sitio para aparcar por las mañanas y por cerrar el Massimo Dutti.

Boicot a autobuses Castillo, los autobuses urbanos de Jaén capital. Por no cumplir con su horario nunca y por ser en parte culpables de que no funcione el tranvía en Jaén. El servicio que prestan es de auténtica vergüenza, los conductores un derroche de antipatía y porque estoy harta de los monopolios y la gente que se enriquece con ellos.

Boicot a todas las personas mediocres que me he ido encontrando en el camino, que hay muchos. No puedo vetaros a todos, pero no quiero en mi vida quejas, ni gente que cree merecerlo todo sin esforzarse, ni personas vengativas que se mueven por la rabia y no por sus metas. Os tengo la guerra declarada.

Boicot a todos los que han criticado el mensaje de Navidad del Rey. No porque yo sea monárquica, que lo soy, si no porque el que no entiende ni le importan palabras como convivencia, compromiso y responsabilidad, no merecen mi tiempo ni mi esfuerzo (y por su puesto que no cuenten con mi voto). Ver punto superior.

Boicot a las influencer de moda tipo Dulceida. Llamadme prepotente, pero a mi una cría cuyo mayor esfuerzo es el putiferio vía redes sociales, no me tiene que decir cómo vestir, qué pensar o qué es la moda. Ya hay gente con estudios y estilo para esto último. Estudia más y posa menos.

Boicot a lo curvy. Todos tenemos derecho a llevar ropa chula, da igual nuestra anchura, altura, color de ojos, de piel, etc etc, pero que no me vendan lo Curvy como un estilo de vida, porque nos guste o no, la obesidad y el sobrepeso es un problema de salud contra el que hay que luchar y no alentar. Que ahora hay una sociedad en la que el sobrepeso y los michelines abundan y hay que hacer caja con ellos, sí, hacedla, engordad a la gente, cebadla y luego le decís que eso está bien y que con la ropa xxxl están guapísimos/as y preciosos/as. Pero no engañéis ni vendáis que es algo positivo ni bueno para la salud.

Y por último boicot a todos los que tienen animales y van meándose en las fachadas de los edificios y cagándose en nuestras calles. Ojalá se os mearán a vosotros y se os cagarán en los pies. Un animal es una responsabilidad y si se pide respeto por los petardos (cosa que yo también pido porque son una molestia para todos) yo pido respeto por los espacios comunes.

Espero que esta lista se vaya reduciendo con el tiempo, en parte porque yo me vuelva mucho más tolerante y el mundo mucho más educado y cabal.

Os deseo a todos una feliz entrada de año, estéis dónde estéis. Disfrutad del camino.

Impar

By Impar

3 Comments

  1. ANA MARIA CARRASCO DAVILA

    Totalmente de acuerdo! Que bien hablas!

  2. Bandolero

    Escribir sobre el NO está bien a veces, sobre la mediocridad, la falta de criterio… pero no sería bonito escribir sobre el SI, sobre los que tenemos a nuestro a lado que sólo necesitan dos frases para cambiarnos el día, sobre los que están, los que siempre están, sobre la elegancia y el agradecimiento…. algo más que una lista de buenos deseos. Te coloco el guante sobre la mesa.

  3. Impar

    Guante recogido… en breve más…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *