Reseña – Los litigantes de John Grisham

Hoy regreso con un nueva reseña, esta vez con un libro que poco tiene que ver con el anterior, Misión Olvido, pero necesito cambiar de registro cuando termino un libro. En esta ocasión, se trata de Los litigantes, de John Grisham, todo un experto en novelas de suspense judicial, muchas de las cuales han sido llevadas al cine con bastante éxito, como por ejemplo: El informe pelícano, La tapadera, El cliente o El jurado. Era la primera vez que me enfrentaba a un libro de este autor y tengo que reconocer que me ha gustado más de lo que en un principio esperaba.

La historia va sobre un pequeño bufete de abogados que se mete de lleno en una demanda colectiva multimillonaria contra una gran compañía farmacéutica. El bufete está formado por tres socios: el típico señor mayor harto de su mujer, de su trabajo y de todo y que sólo piensa en jubilarse, el jeta que sólo piensa en el dinero fácil y un idealista que acaba de abandonar una gran multinacional para recuperar el control de su vida.

¿Requisitos para disfrutar de este libro y entenderlo bien?

1.- Haber trabajado en alguna empresa tipo Big Four, gran bufete internacional, etc… o entender el funcionamiento de este tipo de empresas, es decir explotación laboral (eso sí, con traje de chaqueta o tacones), y que te traten como a un trozo de carne que no necesita comer, dormir, tener relaciones sociales o salud, pero que pueda estar 16 horas diarias frente a un ordenador. Esta parte es esencial para entender al protagonista principal, David y por qué renuncia a un trabajo que todo el mundo considera ideal. Tranquilos, es el primer o segundo capítulo, no estoy haciendo spoiler.

2.- Tener un mínimo conocimiento del sistema legal americano. No hace falta ser abogado, con haber visto alguna serie tipo «The good wife» o «Suits, la clave del éxito», tienes bastante contexto y entenderás mucho mejor el proceso judicial de las demandas colectivas americanas.

3.- Estar preparado para un buen baño de realidad con los personajes, que creo que es lo que más me ha gustado de la historia. Gente real, avariciosa, sin escrúpulos o con ellos, dispuesta a pasar por alto el sufrimiento de la gente con tal de ganar dinero, gente viciosa, que se aprovecha de los demás, gente tan parecida a los que nos encontramos a diario en los periódicos, o en nuestro barrio.

Si no cumples estos puntos, probablemente el libro te parecerá demasiado largo, descriptivo y aburrido, pero con el contexto adecuado es una historia interesante, desde mi punto de vista bien contada (aunque el principio es un poco lento) y con un final justo, aunque me hubiera gustado que David tuviera algún problemilla personal para ser más realistas. Además creo que le sobran personajes que aunque entiendo su sentido dentro de los acontecimientos, éstos habrían podido ser contados sin introducirlos. Tantos nombres en otro idioma y con apellidos raros, llegan a confundirte y si no son muy relevantes no sabes a veces quién es quién.

Resumiendo, como nota final, le voy a dar un 6.5 sobre 10, porque aunque me ha gustado el libro y no le he encontrado grandes defectos, creo que no es un libro para todo el mundo, no me he reído leyéndolo (como aseguraban las críticas que lo avalaban en la contraportada) y tampoco me ha emocionado. Ahora bien, como entretenimiento en mis tardes de piscina y distracción de los cotilleos de mis vecinos y sus catetadas vecinales, (me harto de tomar cardo mariano, pero me llevo una buena palmera de chocolate para merendar), ha funcionado.

A seguir leyendo Impares!!!

 

By Impar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.