Tiempo de tormentas

Tiempo de tormentas

Hacía mucho tiempo que no os hacía una reseña literaria, y es que aunque en Navidad leí mucho, desde la vuelta de vacaciones me he atrancado un poco (llamad a Desatranques Jáen ya!!). Los últimos días del año terminé de leer El día que se acabó el amor de Javier Castillo y La química del Odio de Carme Chaparro. Ambos libros son una continuación de su primera parte, pero creo que ambas sagas se merecen una entrada propia, así que intentaré escribirla lo más rápido posible.

Para comenzar 2019, y tan solo porque sentí un feeling especial con la portada del libro, me lancé a leer Tiempo de Tormentas, de Boris Izaguirre… sí el mismo Boris de «Paralo Pol» o de Masterchef Celebrity, al que aún no conocía en su faceta de escritor y del que quiero saber mucho más.

El libro es una novela autobiográfica, tanto del propio Boris como de su madre, Belén Lobo, una gran bailarina de ballet clásico, que empieza en la infancia de Boris y termina con la muerte de ella. Decir que el libro me ha gustado, es quedarme corta. Hacía mucho tiempo que una historia no me llegaba tan dentro y me hacía al mismo tiempo emocionarme y sentir ganas de pegarle a alguien.

De Boris Izaguirre todos sabemos que es homosexual, escandaloso, glamouroso y provocador. Pero pocos saben que tenía dislexia cuando aún nadie sabía lo que era, que era un niño superdotado o con capacidades más especiales que las del resto, que sufrió bullying y acoso, que fue violado y que todo su vida ha sido etiquetado, a veces por los demás, otros por él mismo.

Y luego está Belen, una mujer adelantada a su época, bailarina, madre trabajadora, esposa y amante. Una madre que no solo aceptó a su hijo si no que también defendió quién era su Boris. Os dejo con un trozo del libro que me gustó mucho para que lo entendáis:

«Boris, prométeme que pase lo que pase con esa diferencia tuya, sea lo que sea que vayas a hacer no la perderás. No la venderás a ningún precio. No la traicionarás ni la venderás barata. Y no la disimularás»

«No hay que disimular el talento, la valentía y la manera de pensar – dijo muy tajantemente -. Aunque hagan lo posible por doblegarte y hacerte pensar lo contrario, cumple esta promesa. No disimules»

Por último, como protagonistas en segundo plano de la novela, Venezuela y España. La Venezuela de los años 60, 70, 80 y principios de 90 y la España de la Expo, las Olimpiadas, Aznar, los atentados del 11 M y sobre todo la España de Crónicas Marcianas.

Me ha gustado este libro básicamente por dos cosas. Por una madre que va en sentido contrario a casi todos los padres que conozco y en vez de intentar que su hijo sea normal para que no sufra (¿cuántas veces no hemos escuchado todos esa frase?, lucha para que su hijo sea como es y sea feliz sin importar lo que los demás digan. A veces estamos tan centrados en ser como el resto, que llegamos a creernos que ser algo distinto a lo que verdaderamente somos es lo normal. Y no hablo de homosexualidad o transgénero, hablo de algo tan simple como de hacer las cosas que te gustan, tener la relación que tú quieras sin tener que pasar por donde pasan los demás o sin tener que justificarte.

Por otro lado me ha gustado que Boris muestra a una persona real, con sus muchas virtudes, pero también con sus muchos defectos, sin ocultarlos, sin taparlos, simplemente aceptándolos. Es una persona, también se equivoca, y aunque sea más conocido por sus aciertos que por sus errores, también los ha tenido, también se ha sentido mal, culpable, mal hijo, mal amigo, incapaz de llegar a una meta, fácil de arrastrar a la mala vida.

Me gusta la gente real, la gente que no lucha por ser perfecta, solo por ser ella misma. Y por eso recomiendo que leáis Tiempo de Tormentas, porque es una lección de amor, de historia, de superación y de fracaso.

Nos leemos pronto Impares!

By Impar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.