A vueltas con el anillo, anillo para arriba, anillo para abajo

Hace unos días comenté en Facebook que me parecía denigrante la canción del Anillo de Jennifer López y me estáis dando una caña tremenda con el feminismo, el matrimonio etc, así que aunque no tengo por qué dar explicaciones, como creo que se ha malinterpretado lo que me parece mal de la canción, lo voy a explicar.

No estoy en contra ni del matrimonio ni de las pedidas de mano. Al revés, yo creo en el amor, en las relaciones, en el compromiso y sobre todo en que las personas tienen derecho a hacer lo que les haga felices. Ahora bien, lo que no me gusta y lo que me parece humillante es la canción en sí, que da a entender que las mujeres vivimos por y para que nos pongan un anillo, incluso aquí puedes interpretar que se zumba al chico, no por lo bueno que está (por favor que es el Duque!!!), si no porque quiere el dichoso anillo. Y eso es lo que parece mal, que todavía haya gente y hay mujeres que son incapaces de ser felices si no tienen novio, o están comprometidas o casadas. Y no me lo parece porque yo tenga o no pareja, marido o amante, si no porque creo que comprometer tu felicidad a lo que esperes que hagan los demás es un gran error. Si JLo quiere un anillo, que se lo pida ella e él, no tiene por qué pasarse la vida esperando a que él lo haga, ¿no? o si no que nos lo deje a las demás, yo a Miguel Ángel Silvestre me lo pido gratis.

He conocido chicas que se han pasado años enteros de noviazgo, sufriendo y cuestionando su vida porque no les pedían matrimonio, en vez de disfrutar de su pareja, de pasarlo bien, de vivir algo tan bonito como es el amor. Se iban de viaje con su pareja, les preguntabas que cómo lo habían pasado y te respondían con un: «bueno bien, pero todavía no me lo ha pedido» con cara de entierro. Tan relación es una con anillo, como sin él, con boda como sin ella, con hijos como sin hijos. Un miembro de la pareja no quiere ni menos ni más al otro por no ponerle un anillo o por hacerlo. El compromiso con una persona se demuestra día a día, no con un objeto. Si hay ambas cosas, estupendo, si hay sólo compromiso sincero, también estupendo, si sólo hay anillo… chungo.

Respecto a lo que me habéis dicho de que ahora parece que sólo son mujeres las que son super mamas, super trabajadoras, super independientes etc, etc… No, no es así. No hay que ser super nada, ya nos baja la regla todos los meses, no hay que demostrar nada más y de hecho, al menos yo no hago las cosas con esa finalidad. Cada persona, cada mujer, debe de ser y hacer lo que le haga feliz y punto. A veces, juzgáis sólo la portada del libro y decís cosas como si supierais todo de mí, pero que no hable de mi vida personal y sólo veáis la parte que yo quiero mostrar, no significa que no la tenga o haya más cosas detrás. Solo soy una persona más, a la que le gusta escribir.

Para finalizar os dejo una frase que me gusta mucho: el que no es feliz con lo que tiene, no será feliz con lo que le falta. La felicidad no está en lo que hagan o digan los demás de ti o por ti, la felicidad sólo está en ti y sólo te la puedes dar tú. Hasta que no lo entendamos no habrá diamante de Tiffanys, ni pareja que nos llene como persona.

Nos leemos impares!!

Si queréis saber más del Universo Impar seguidme en mis redes sociales:

Facebook: noparesenimpar

Instagram: @noparesenimpar

Twitter: @Noparesenimpar

By Impar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.