Warning: include(/homepages/4/d662319915/htdocs/clickandbuilds/NPEIV1/wp-content/themes/elegante/functions.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/4/d662319915/htdocs/clickandbuilds/NPEIV1/wp-settings.php on line 566

Warning: include(): Failed opening '/homepages/4/d662319915/htdocs/clickandbuilds/NPEIV1/wp-content/themes/elegante/functions.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php7.4') in /homepages/4/d662319915/htdocs/clickandbuilds/NPEIV1/wp-settings.php on line 566

Con brackets y a lo loco – Capítulo 4: el verano sin tu Calippo

Llegó el verano. Llevo exactamente 17 semanas con los brackets. No ha pasado nada extraordinario respecto a mi boca, pero como algunos me estáis preguntando para poneros vosotros uno y tal, creo que toca actualización.

Desde la última vez que escribí me han cambiado una vez el arco de abajo y dos el de arriba. De momento no me está doliendo nada, me siento al principio un poco molesta, pero nada que sea significante. Comer también como mucho mejor, aunque eso sí, la limpieza de los dientes me sigue dando una flojera descomunal así que sigo con mi regla de nada de picoteo entre horas, para no tener que ir con el cepillo a todos lados.

El número de cosas que como con más soltura ha incrementado, pero también el de cosas que me resultan difíciles o imposibles, como por ejemplo el edamame o los polos de hielo tan típicos del verano, como el calippo de fresa. Otra cosas que no puedes hacer es ponerte en plan cochino a comer una tajada de sandía o melón, ahora todo con cuchillo y tenedor. Los bocadillos y sandwiches como que no… a no ser que los vayas rompiendo, con lo cual pierden toda su gracia y glamour y las tostadas tienen que ser finas, nada de molletes de jamón ya.

Pero si lo vemos por el lado bueno, esto también tiene sus ventajas. Te obliga a comer lento y a masticar más, por tanto como menos, porque soy de esas personas que se cansa de masticar y comer, así que punto positivo. Ahora me siento más cómoda comiendo verdura y fruta porque es más suave de comer, así que mi dieta es casi un 70% vegetal (no vegetariana) y cuando quiero carne o pescado pues intento que sea lo más blando posible, carne de pollo, merluza, salmón, etc… Así que casi sin quererlo, te obligas a tener buenos hábitos alimenticios. ¿Consecuencia? La mejor operación bikini que he hecho nunca, desde que empecé hasta ahora he perdido 2,5 Kg.

Esto último lo tengo que matizar. Los primeros dos meses pierdes peso seguro, porque es doloroso comer y te lo piensas un poco, después ya se come casi de todo, yo como hasta picos…, lo que pasa es que si que es cierto que me he acostumbrado a comer mejor. También influye que en verano el cuerpo me pide más cosas fresquitas, fruta, ensalada, cremas frías, etc… y que ya he comenzado la jornada intensiva y por tanto como todos los días en mi casa y hago más deporte. Pero si reconozco que entre un plato de pisto y un buen filete, ahora elijo lo que es más fácil de masticar y eso ayuda.

Estética y presumidamente lo llevo ya muy bien, totalmente asimilado. Tengo que reconocer que no todo es seguridad y confianza en mí misma, sino que he tenido suerte y no se me nota en exceso que los llevo. No se me enganchan ni me chocan en los labios, ni me hace parecer que estoy de morros todo el rato, así que estoy agradecida de que se hayan adaptado a mí de forma tan natural. Los brackets, para los que sois nuevos en el blog, son los de toda la vida, los metálicos, no los invisibles. Lo único que sí que hago es que siempre que me cambian las gomas, me las pongo de color blanco, porque son las que, según mi punto de vista, hacen más luminosa la sonrisa.

Otra cosa que sí que he notado es que cuando hablo muy rápido me cuesta más trabajo pronunciar ciertas palabras, pero sólo cuando hablo a toda pastilla o cuando me vengo arriba a cantar mientras limpio. También digo raro la letra F, pero bueno mi vida no depende de mis dotes como cantante y procuro hablar despacio y clarito cuando noto que doy algún traspié lingüístico.

Así que para finalizar, en conjunto, puedo decir que estas últimas semanas me siento bastante cómoda en general con los brackets, comiendo, llevándolos y gustándome, aunque eso no tiene mérito porque suelo ser de esas personas que se gustan hasta en los días chungos, como en una mañana post-fiesta en la que no me he desmaquillado.  Por tanto, de momento la experiencia no está siendo tan negativa como esperaba, pero eso sí, sigo tachando los días y las semanas que van pasando y estoy deseando quitármelos. Si estáis dudando en poneros o no, si la economía os lo permite, creo que cuanto antes lo hagas mejor.

Hasta el próximo capítulo Impares!!

Con brackets y a lo loco – Capítulo 1

Con brackets y a lo loco – Capítulo 2

Con brackets y a lo loco – Capítulo 3

Y también os dejo el enlace para que sigáis votando la continuación de 19 preposiciones para estar contigo

Facebook: noparesenimpar

Instagram: @noparesenimpar

Twitter: @Noparesenimpar

By Impar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.